Te busco en todas partes

Desde que ya no estás a mi lado
te busco por completo desolado
Busco en los escaparates del centro
tu bella silueta saliendo a mi encuentro.
También busco en los parques arbolados
a una joven morena de ojos rasgados.

Desde que no perteneces a nadie
yo he estado preso sin que nada cambie.
Atormentado por el paso de los días,
enganchado a nuestras fotos de viajes
cuando parecíamos felices sin ambages.

Ahora que nadie sabe lo que haces,
yo me esfuerzo imaginando tus quehaceres.
Te veo caminando, como siempre, distraída
buscando el lugar donde quedaste con tu amiga.

No quiero imaginar ninguna otra cita,
con un tipo alto, bien parecido y tu, tan bajita.
Pensará que eres dulce y como un juguete
y pronto caerá atrapado, no sabrá donde se mete.

Porque sé que siempre has sido errante.
Lo sabía cuando éramos casi amantes
y cuando buscábamos un piso en el centro.
Sabía que no duraría así más lo nuestro.

Pero si mañana te levantas con un resquicio
del capricho que te unió a este enamoradizo,
no dudes en volver a esta melancólica ciudad
donde te espero sin rencor por toda la eternidad.

Un pensamiento en “Te busco en todas partes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *