poemas de amor

Sin ti no soy nada

Cuenta la historia de un hombre
que simplemente no podía seguir viviendo
sin estar al lado de su amada,
y es que ella era tan hermosa
por dentro y por fuera
que él constantemente le repetía:
Sin ti no soy nada

poemas de amor

poemas

Pasó el tiempo y ambos envejecieron
y ella se arrugaba cada vez más,
su cabello perdía color,
su figura empezaba a distorsionarse ante los ojos de él
ya no podía moverse como antes,
pero aún así el le decía:
Sin ti no soy nada

Se cuenta que una noche,
el frío acompañado de la lluvia
azotaron sin clemencia las calles
y tanto fue el dolor que este hombre
envejecido también, se sintió morir y le dijo:
No te olvides de mí pues,
sin ti no soy nada

Y allí quedó aquel hombre
sin ningún rastro de su aliento,
no tardó en volver aquel frío
y esta vez a aquella ancianita le tocó el turno
pero antes miro a lo alto y dijo
Espérame, pues sin ti no soy nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *