Pensando en ti

Jamás pudo mi mente pensar

que esto llegara a pasar

que en mi corazón

surgiera este sentimiento

que ahora arraiga

tan profundo

y tan dentro de mi.

Eres mi mejor amigo

y contigo puedo contar

por que pase lo que pase

se que sin problemas

tu me vas a amar

y este sentimiento

que siento tan elevado

me deja claro

que de ti me he enamorado.

Tus labios salados

como el agua del mar

y a todas horas, siempre

me gustaría poderlos besar

Tus ojos son dos luceros,

tan llenos de luz,

que desde el primer día

que tu me miraste

de piedra gris me quedé

y de ti, sin remedio alguno

yo me enamoré.

Y podrán pasar mil años,

nos enfrentaremos a la vida

que no habrá momento

en el cual mi alma te siga.

Y esta es la fuerza que me ayuda

a vivir, día tras día.

Ya que estoy segura,

de que tu alma será mía.

Tambien te pueden interesar poemas cortos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *