Mi amor, esperame tranquila

No tengo más ambición ni mas consuelo
que tener mis manos en tu pelo.
Lo sabes tu de todos mejor de nadie,
para tí descubro todos mis velos.

Yo, como todos, tengo un destino
que consiste en cuidar de lo mío
que son tus labios y tu cuello.
Lo demás es solo un destello,
se desvanece ante tu perenne brillo.

Si lo sabes y yo lo sé, pregunto, ¿por qué?.

Me reprochas que no estoy contigo
pero mi pensamiento y mis latidos
de tu lado nunca, jamás, se han ido.

Para mantener nuestra felicidad
a veces hay que sacrificar
unas horas de de sueño, un día
sin tenerte conmigo, mi alma querida.
Porque nuestro amor ha de perdurar.

Sé que lo sabes, así que, ¿por qué?

Sigues mirando melancólica al horizonte,
y llamándome como si no supieras donde
se encuentra escondido tu amado.
Es un sentimiento muy arraigado.

Solo te pido que pienses de verdad
lo que hago por tu bienestar.
Ahora no podemos estar juntos
pero pronto seremos solo uno.
Espera tranquila y en paz.

Ya lo sabes pero te lo diré una vez más,
te quiero, somos nuestros, y nada
nada, jamás nos separará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *