Archivo de la categoría: Poemas de Amor Cortos

Si con saber besar

Si con saber besar,
te hiciera mía,
sin pensar,
te besaría todo el día.

Los besos que yo te daría,
no los olvidarías jamas,
para que pensaras todo el día,
en mi y no me dejaras nunca mas.

Besos de todos los tipos,
a ti te voy a dar,
en la boca, en el cuerpo,
y en muchas partes mas.

Voy a hacer que me ames,
como no amaste a nadie mas,
y querrás estar conmigo,
y no irte nunca jamas.

Poema de amor en Otoño

Te daré todo de mi ser, a ti y a nadie más
todos los días, no de vez en cuando
algo más que un amigo poder llamarte
más que un compañero, más que un amante.
poema-amor de otoño

 

 

 

 

 

Las personas vienen y van en el río de la vida,
pero quiero que te quedes en la mía
eres el deseo de felicidad,
mi cuento de hadas hecho realidad.

Las emociones son tan fuertes que deben ser compartidas
porque un sólo corazón no puede contenerlas
este amor es tan inmenso, sin punto de partida
se pierden en la lejanía, nadie puede contenerlas.

Y aunque la vida nos depare callejones oscuros
amenazas de separarnos, el miedo de la oscuridad
se que tenemos la fortaleza para poderlos superar
juntos podremos escapar.

Poco a poco, día a día, crecemos y aprendemos
la realidad podemos crear y moldear
para nosotros no existe ningún límite inseguro
porque juntos somos presente, pasado y futuro.

Contigo he aprendido que tengo esperanzas
a tu lado existe la eternidad
porque los corazones, aún después de la muerte,
jamás dejan de amar.

poemas de amor

Poema de amor: Te extraño

Cuando el sol se levanta lentamente cada mañana
y me despierto de una noche fría y solitaria
puedo sentir tu presencia silente en mis pensamientos,
este extrañarte que nunca se acaba.

Trato de no pensar,
de concentrarme en cosas vanas,
pero nunca funciona,
estás tatuada en mis sábanas.

poemas de amor

poemas de amor

Los días se suceden uno al otro, sin escape
yo sólo me debato en lo cotidiano, sin absolutos
de hombre a bestia solitaria cada noche muto
no existe nada que tus huellas tape
Sin ti nada tiene color ni forma
este extrañarte se me ha vuelto la norma.

Cuando trato de escribir cualquier cosa
es tu nombre el que sin querer se asoma
y emborrono cientos de páginas con tu recuerdo
a sabiendas de que sin ti todo es tiempo muerto
es tu ausencia la que mis espacios toma
te extraño, como la espina a la rosa.